Hay lugar para el optimismo bajo el regime de Trump